Decisiones



La línea paralela entre las consecuencias de nuestros actos. 
  
Sin lugar a dudas todo lo que somos o no somos, todo lo que hacemos o no hacemos, y todo lo que creemos o no creemos, es producto de nuestras decisiones. 

Según la enciclopedia Wikipedia, Una decisión es el producto final del proceso mental-cognitivo específico de un individuo o un grupo de personas u organizaciones, el cual se denomina toma de decisiones, por lo tanto es un concepto subjetivo. Es un objeto mental y puede ser tanto una opinión como una regla o una tarea para ser ejecutada y/o aplicada. 

En términos más comunes, la decisión es una determinación o resolución que se toma sobre una determinada cosa. Por lo general la decisión supone un comienzo o poner fin a una situación; es decir, impone un cambio de estado. 

Cada día debemos tomar decisiones, cada momento nos enfrentamos a la toma de decisiones, y es fundamental entender que cada decisión que tomamos tiene como resultado una consecuencia. No hay decisiones que no tengan consecuencias. 

La Biblia dice en el libro de proverbios: 
“Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y El enderezará tus veredas.”(Proverbios 3:5-6). 

Dios conoce muy bien a lo que nos enfrentamos cada día y provee una cantidad de información muy necesaria que nos ayudará a tomar decisiones más acertadas y de mayor impacto positivo en nuestra vida. 

Creo que estás de acuerdo conmigo en que si tuvieras la oportunidad de volver el tiempo atrás, retrocederías al pasado y tratarías de cambiar algunas decisiones no muy sabias que tomaste, ¿cierto? 

 Algunas  decisiones que te trajeron nefastas consecuencias como: sufrimientos, dolor, enfermedad, heridas, ofensas, odio, rencor, remordimiento, vacío, desesperanza. 

Quiero que sepas que aunque tus decisiones no han sido las mejores, tu puedes venir a Dios y poner todas tus cargas sobre El, porque Él tiene cuidado de ti. El conoce tus debilidades y sabe que quieres ser mejor; así que te ofrece ayuda, su Santo Espíritu y su gran amor con el cual te ha amado aun en los momentos donde no eres tan fácil de amar.
 
Dios te dice de esta manera “Venid a mi todos los que están cansados y trabajados, y yo les hare descansar”. 

Aqui te dejo tres consejos para que tomes desiciones que traigan buenas consecuencias en tu vida:

- Mide las consecuencias (La mayoria de nuestras decisiones generalmente nos dan una panoramica de lo que tornarán a ser las consecuencias)
- Considera quienes seran impactados positivamente y negativamente con tus decisiones. (Hacer esto muchas veces puede ahorrarnos el sufrimiento especialmente de aquellos a quienes amamos)
- Preguntale a Dios. (En oración, pidele a Dios que te de sabiduria pues El da abundantemente a aquel a quien pide, pero creyendo)

Ven a Jesús tal cual como estas, Él es experto en transformar personas como tú y como yo.

Que dices?

Bendiciones!

Pastor Rafael Saracual

Leave a comment

    Add comment