Tiempos de Oscuridad

Sin lugar a dudas hay momentos en nuestras vidas que se sienten como tiempos de oscuridad, tiempos donde nos hacemos muchas preguntas, pero tenemos pocas respuestas... 

Será posible que algo ocurra? Sanare algún día de esta enfermedad? Me casaré algún día? Llegará a cambiar mi esposo? Llegarán mis hijos a al Señor? Saldré algún día de esta deuda? Por qué a mí? Por qué ahora, cuando todo iba bien? Llegarán tiempos buenos en mi vida? ... Son algunas preguntas que muchos nos hacemos... 

El apóstol Juan en el Nuevo Testamento paso por algo semejante... Después de convivir por más de 3 años con el Señor Jesus, ver milagros, ser testigo de grandes revelaciones y ser parte de los discípulos más cercanos de Jesus, quizás pensó que ese era su momento... Pero después de la muerte y la resurrección de nuestro Salvador, la Biblia hace poca mención del protagonismo de Juan en la historia de la iglesia primitiva... Pedro sin duda era el gran líder, sombreando con su liderazgo a los demás apóstoles. Luego aparece Pablo tomando el centro del escenario y acreditándose más de la tercera parte de todo el Nuevo Testamento con un ministerio generacional que marcó la historia de la iglesia de Jesucristo... 

Pasaron muchos años donde la figura de Juan fue opacado por las grandes hazañas de los grandes apóstoles. Quizás él se haría muchas de las preguntas que muchos de nosotros nos hacemos al ver a otros alcanzar el éxito, lograr cosas por las cuales nosotros estamos aún esperando, o quizás algún sentimiento de celo que tratára de anidarse en su mente por el tiempo de oscuridad que atravesaba... 

Y aunque todo esto son suposiciones, hay algo que si encontramos en la Biblia, y es que Juan en su evangelio se hizo llamar "el discípulo a quien Jesus amaba", una manera muy segura de definir su relación con el Maestro, tambien estaba en su círculo de amigos más íntimo y se le conocía como el Apostol sensible, con un corazón tierno e inclinado no tanto a lo que Jesus hacia, más bien a quién Él era. 

No sabiendo él que aunque vino un tiempo de oscuridad, un tiempo de anonimato, un tiempo de silencio, dice la Biblia en el libro de lamentaciones 3:25 "Bueno es el Señor para los que en El esperan, para al alma que le busca".  Dios le tenía preparado un galardón sin igual. Por su fe, perseverancia, amor y devoción a la fe que profesaba, en el tiempo de oscuridad, de silencio, en el lugar más remoto y quizás las últimas horas de su vida, en la isla de pasmos, Dios  lo saca del anonimato... Y como en los tiempos de antes lo acerca a su regazo y le revela el secreto más grande que jamás se le haya podido revelar a algún ser humano...  El fin del mundo, el libro del Apocalipsis, y la victoria de la Iglesia.

Aunque tu estés pasando por tiempos de oscuridad, quiero que sepas que Dios no se ha olvidado de ti, y si perseveras, continuas creyendo y eres persistente en tu confianza en Él... Dios te sorprenderá de una manera que jamás imaginaste! Te sacara de la oscuridad y te hará luz en tu Generacion. 

Animo! Sigue creyendo, no desmayes, su salvación viene! 

Pastor Rafael Saracual 
La Viña Franklin 
www.laviñafranklin.com

Leave a comment

    Add comment